ir arriba

domingo, 5 de diciembre de 2010

Por una Navidad más ecológica

Por unas Navidades más ecológicas

                                Consejos de la revista Consumer de Eroski

  • Año nuevo, vida nueva. Aproveche el cambio de año para deshacerse de todas esas cosas que ya no utiliza. Organice las basuras para reciclarlas, y recuerde que hay grupos que pueden aprovechar la ropa, muebles y juguetes que ya no quiera.
  • En sus adornos navideños use lámparas de bajo consumo. Recuerde que las luces navideñas deben ser un elemento de decoración y no de iluminación.
  • Sustituya las luces por adornos confeccionados con flores, hojas, ramas de árboles, etc. Si los elabora usted mismo, mucho mejor.
  • Recicle y reutilice los adornos de otras navidades.
  • Cuando compre árboles de Navidad, a ser posible, elija aquellos que tienen raíz; pasadas las fiestas podrá acudir a un centro de recogida para su posterior replantación.
  • No utilice el musgo ni el acebo como elementos decorativos. Son plantas en peligro de extinción, y su recolección está prohibida en muchas comunidades autónomas. Además, los frutos del acebo son un recurso alimenticio invernal -cada vez más escaso- para los animales salvajes del bosque.
  • Felicite a sus seres queridos con postales de ONG solidarias con el entorno social y medioambiental.
  • Incluya en las postales mensajes ecológicos ("deposíteme en un contenedor de papel").
  • Elija juguetes y regalos fabricados con materiales duraderos y ecológicos.
  • Recupere juguetes ya usados o regálelos a otros niños.
  • Decántese por los regalos artesanales. Aproveche estos días de fiesta para elaborar obsequios personales. Si los trabajos manuales no son su fuerte, visite las tiendas solidarias de Comercio Justo. Seguro que encuentra algo con que sorprender a los suyos.
  • Reutilice papel de regalo ya usado o, en su defecto, use papel reciclado.
  • Pacte el intercambio de regalos con sus familiares y amigos.